De regreso a Ensenada

Me encanta el aroma del café negro por la mañana. Hirviente como el infierno, negro como el abismo. La taza de café es mi túnel de regreso a la realidad. Vengo de ese mundo privado e intenso en el que no importa cuánto goce de permisos extraordinarios para vencer la realidad, ésta termina por imponerse... Seguir leyendo →

Anuncios

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: