Escudo de armas

Escribí este poema hace muchos años, cuando estaba leyendo mucho a Vicente Quirarte, así que se lo dediqué. No sé exactamente cómo es que me acordé de este texto en estos momentos. Invitemos a las armas a entregarnos sus filos a nuestra piel a recibir su látigo reflejo. Porque son las heridas esperado metal de... Seguir leyendo →

Anuncios

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: