Cinemática

Es el deseo quien pinta el escenario
entinta la luz de las farolas
y endulza el enfoque de la cámara
que habrá de deleitarse

Ella luce recién desembarcada
de algún reino lejano en la memoria
última de su casta y sin maletas
sonriendo y buenas tardes

Desde qué sala oscura o palpitante
nos conduce el deseo
señal, instinto, músculo, aleteo
en los ojos de quién se hace la luz
quién enceguece

Dónde si no se proyecta el deseo
tiembla el lienzo irisado de sus labios
abrir y cerrar, atraer, rechazar
adiós… los muy magnéticos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s