Acerca de la intimidad y la red

Últimamente andamos muy reflexivos en torno de las redes sociales. Quizá sea la llegada arrasadora de Google+. Justo acabo de leer un artículo que toca el interesantísimo punto del fenómeno de la red como intermediario entre los seres humanos:

Tengo la sensación de que la gente va a ser cada vez más cautelosa con el contacto directo, cara a cara, porque la atención que conlleva parecerá desperdiciada si no es mediada por la red, si no se refleja de alguna manera en las redes sociales, en las que tiene un valor medible. Me imagino que hay en juego una especie de miedo a la intimidad, ya que una vez éste ha sido experimentado:  momentos imposibles de compartir que pueden llegar a parecer escalofriantes o espeluznantes porque nadie puede dar testimonio de su importancia, se traducen en diferencias sociales. El reconocimiento dentro de un espacio privado y sin mediación ya no será buscado cuando el “verdadero yo” no va a estar ya allí, sino en otros lugares, en las redes…

Vagaries of attention

Definitivamente nuestra sociedad está más preocupada por decorar la superficie de la realidad que por conocer, ya no digamos aceptar, la realidad misma. La red nos ofrece todas las herramientas para crear de nosotros la imagen ideal. Podemos ser ecologistas y nunca ir a la playa, expertos en fotografía y nunca tomar una foto y así… Efectivamente, las redes sociales nos protegen y nos permiten escondernos y decorarnos lo suficiente. ¿Será nuestro destino vivir detrás de una pantalla de LCD?

Como el día de hoy me siento optimista, prefiero creer que las redes sociales, al acercarnos más, al menos mediante el lenguaje escrito, a otras personas, algunas lejanas y disímiles, nos dan la oportunidad de conocernos y de descubrir que, en realidad, todos queremos más o menos lo mismo, y que si nos esforzamos, podemos incluso trabajar juntos para obtenerlo. Creo que las redes sociales nos pueden devolver el sentimiento de “estar conectado”. Si logramos recuperarlo, estoy casi seguro que perderemos el miedo a conectarnos más en al mundo real. Que hoy organicemos hangouts que mañana se conviertan en fogatas…

La tecnología es agnóstica y sólo se inclina ante la voluntad de la conciencia que la utiliza. La pregunta es, entonces, ¿estamos a favor del miedo y en contra de lo desconocido? ¿O hay algo de amor y esperanza en nosotros? A lo mejor son preguntas que ni siquiera deberíamos atrevernos a plantear en esta época y en este país en el que salir de la casa un lunes por la mañana puede ser ya mucha valentía.

Un comentario en “Acerca de la intimidad y la red

  1. De acuerdo con lo de armarse de valor para salir de casal, Alex, pero finalmente, decidirse a vivir la vida es otro acto de valentía, lo que nos lleva irremediablemente ¡a ser valientes!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s