Sísifo vive feliz

para quien me enseñó a comunicarme

Apenas voy dándome cuenta de que ya llegué, o casi, a los veinticinco años de carrera informática. Y vaya que ha sido una carrera. Aún en mis sueños siento que voy corriendo, o de plano volando. Entiendo que la mayoría de ustedes crea que es aburrido pasar la mayor parte del día con los ojos rojos clavados a mitad de una pantalla. Pero lidiar con el enorme conjunto de conceptos abstractos y siempre cambiantes de la computación es fascinante. A eso añade el enorme esfuerzo que implica la comunicación de estos conceptos. La computación, aunque está íntimamente relacionada con las matemáticas, no tiene en la práctica una notación estándar que todos comprendan.

La programación ha resultado hasta ahora un viaje emocionante, ciertamente inesperado; siempre teñido de una particular belleza.  Me ha enseñado lecciones que van más allá de la esfera de la informática y me doy cuenta ahora de que la programación, hija de las matemáticas, nieta de la filosofía, me ha sido una excelente maestra en el arte de pensar. Ése es mi mayor agradecimiento. Mi devoción por la programación me ha permitido prescindir de la escuela, vivir de la manera en que escogí vivir, y con una pequeña red de gente afín alrededor mío, que me ha proveído de trabajo a lo largo de todos estos años.

Pero ninguna profesión está libre de riesgos. Al menos para mí, la programación fue el pretexto ideal para sumergirme en el mundo interno que llevaba construyendo desde mi niñez. Siempre leyendo, primero cuentos y novelas y luego manuales y artículos; siempre resolvendo problemas, replanteando, considerando alternativas… Vivía encerrado en mi cabeza. Con los años, la soledad, la tensión y la incapacidad para comunicarme fueron creciendo dentro de mí.

Pero funcionaba. Todos los días iba a trabajar y eso. Pero los seres humanos somos como las redes sociales. Ahí tienes las frases, las ideas, las citas, los chismes, las burlas… hasta nuestras sonrisas o nuestras carotas ¿Pero puede Facebook decirle a alguien si somos felices? ¿Podemos nosotros responder y respondernos si lo somos? Algunos podemos entretenernos tanto con nuestro timeline que nos perdemos a nosotros mismos.

Durante un periodo de particular estrés que tuvo lugar en una de las ciudades más modernas e inhóspitas de México, me di cuenta de que necesitaba, de algún modo, cambiar mi manera de vivir. Regresé al ejercicio y después de un montón de trucos llegué a la meditación. Y a través del silencio que obtuve en ella, hice lo que nunca en mi vida había hecho: pensar en mí mismo. Tan sencillo y tan imprevisto.

Y de nuevo: ha sido todo un viaje. Una montaña rusa donde se sube un niño y se baja un hombre. Y al decir hombre se dice muy poca cosa pues es sólo el inicio: los programadores nos quejamos frecuentemente de ser castigados como Sísifo, que tenía que empujar siempre la misma roca que irremediablemente regresaba a su sitio original. Reescribir el mismo algoritmo, una y otra vez, en diferentes lenguajes. Reinventar la misma rueda.

Igualmente, mi vida. Siempre parezco estar empezando. Moverme en círculos (en iteraciones, dirían algunos). Repitiendo  para mí el guión solitario que escogió mi padre. Ese déjà vu permanente… ¿no habíamos ya aprendido esto?

Pero sé que debo tener paciencia. Los grandes sistemas toman años y años para construirse. Vean el sistema solar. Y nada más son más o menos diez planetas, ¿no? Sin duda, descubrir cuánto puedo cambiar yo mismo es un gran regalo. El plus es sentir que algo alrededor de ti cambia contigo. Qué mejores veinticinco años.

Un comentario en “Sísifo vive feliz

  1. Alex, qué buena reflexión, y qué gusto que te estés moviendo con el cambio, con los cambios. A veces, dejarse llevar es lo menos traumático…
    Besos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s