Hoy no se llaman más

tengo cuarenta me siento de veinte estoy solo debería manejar un mustang rojo y dejar de tachar poemas en la cama que se siente ya enorme contra todo di fervoroso el dolor incendió los retratos las sábanas untuosas los puentes que cruzamos la caja de música que llevabas adentro tiznados quedaron los fantasmas delgada luz... Seguir leyendo →

Anuncios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: