Una disculpa

Hay veces en que de veras no sé lo que estoy haciendo. Hago tonterías, simplemente. Me disculpo, entonces por el fondo rojo que de plano se veía naco.